La mamá de Texas marchó después de Parkland, luego su pueblo fue el siguiente

SANTA FE, Texas (AP) – Se detuvo en la puerta de su habitación durante cinco minutos el sábado por la mañana, tratando de armarse de valor para girar la perilla y volver a entrar en un mundo que temía que nunca más se sintiera seguro o completo. Luego se arrastró por el pasillo, hacia el porche delantero donde se encontraba la mañana anterior para ver los coches de la policía gritando por la carretera hacia la escuela secundaria, y se imaginó que nunca olvidaría el chirrido de sus sirenas.